EQUILIBRIO PERFECTO – TRABAJO Y FAMILIA

Escrito por:

Rafael Ruiz C.
Secretario General del Consejo General de Relaciones Industriales y Ciencias del Trabajo

EFECTOS DE LOS RIESGOS PSICOSOCIALES: CONFLICTO EN EL TRABAJO Y LA FAMILIA

El presente texto dista mucho de ser un artículo científico o académico. Solo pretende trasmitir la visión de una persona que lleva dedicada, primero a la Seguridad e Higiene en el Trabajo (aplicando técnicas reactivas), luego a la Prevención de los Riesgos laborales (implantando técnicas preventivas) y por último a la Seguridad y Salud en el Trabajo (propiciando bienestar y satisfacción laboral), desde hace ya algunos años. He de decir, no sin cierto rubor y orgullo, que esta visión prácticamente abarca casi toda mi vida profesional y comenzó allá por los años ochenta (1980) y dura hasta nuestros días.

Las consecuencias negativas de los riesgos psicosociales no afectan sólo a la salud física y mental de los trabajadores, sino al mismo funcionamiento de la organización y la empresa.

Los riesgos psicosociales son riesgos para las empresas y organizaciones que repercuten sobre sus niveles de funcionalidad, productividad, eficacia y eficiencia. Los riesgos psicosociales, como el conjunto de riesgos para la salud en el trabajo, no son ajenos a la línea de negocio de la organización sino que la afecta internamente, disminuyendo sus posibilidades.

La salud en el trabajo es parte de la salud global de la empresa, incluida la económica.

El conflicto trabajo/familia supone la dificultad de mantener un equilibrio funcional entre las demandas laborales y las familiares, y la incapacidad para equilibrar la atención en ambos contextos; para cumplir y satisfacer las demandas de uno y otro supone habitualmente la aparición de problemas en la organización del tiempo personal, y de forma más amplia e íntima, en el propio equilibrio personal.

Los efectos de este desequilibrio que puede llegar al conflicto son diversos:

  • Por ejemplo, Frone, Yardley y Markel (1997) encontraron que el conflicto familia-trabajo se relacionaba negativamente con el rendimiento laboral. Además de afectar al rendimiento, si no se encuentra un equilibrio entre ambas esferas, pueden darse otra serie de consecuencias.
  • Por ejemplo, se ha demostrado que aquellas personas que experimentan un alto nivel de conflicto entre el trabajo y la familia, muestran mayores deseos de abandonar la empresa (Anderson, Coffey y Byerly, 2002). Mientras que las intenciones de abandono surgen especialmente por considerar el trabajo como un obstáculo y una fuente de desequilibrio, el absentismo surge más bien como consecuencia de tener que atender las responsabilidades familiares, incluso en detrimento del propio trabajo. Por ello, habitualmente el absentismo se ha relacionado de forma positiva con el conflicto familia-trabajo (Burke y Greenglass, 1999).
  • Ante las dificultades para compaginar estos dos aspectos tan importantes de la vida, el bienestar físico y psicológico de las personas disminuye, dando lugar, entre otros, a problemas de estrés, ansiedad y depresión.
  • Por ejemplo, se ha demostrado que las personas en una situación de conflicto entre las tareas familiares y las laborales experimentan mayores niveles de estrés al tener dificultades para desempeñar sus tareas laborales (Anderson et al., 2002; Frone et al., 1992). Cuando se han tomado medidas indicadoras del bienestar general, los resultados han ido en la misma dirección.
  • Por ejemplo, Noor (2003) midió síntomas de estrés y encontró una relación positiva entre ambas direcciones del conflicto y los síntomas de estrés.

El conflicto trabajo-familia parece relacionarse con baja satisfacción familiar y profesional, bajos niveles de compromiso con la organización, mayor hostilidad en casa y consecuencias físicas y psicológicas, como hipertensión, depresión y síntomas somáticos. El meta-análisis de Allen (2000) muestra cómo las consecuencias se manifiestan en distintas áreas. También se ha asociado el conflicto trabajo-familia con el abuso de sustancias (Eby et al. 2005).

Nos afecta las horas de trabajo y la organización del horario, ya que el horario laboral estructura la forma de vida de la población activa, manifestándose particularmente en el comportamiento durante el sueño, las costumbres en la alimentación, la vida familiar y las actividades sociales.

Para identificar el estrés relacionado con el trabajo, sus causas y consecuencias, hay que controlar el contenido y las condiciones del trabajo, los términos del contrato, las relaciones sociales en la empresa, la salud, el bienestar y la productividad.

La principal recomendación para prevenir el estrés y las enfermedades relacionadas con el trabajo en lo referido al horario de trabajo es diseñar horarios de trabajo que no entren en conflicto con las exigencias y responsabilidades no relacionadas con el trabajo. Los horarios de los turnos rotatorios deberían ser estables y predecibles, con una rotación que vaya en sentido mañana-tarde-noche.

Los modelos de calidad de vida laboral han mostrado que la calidad del producto está inevitablemente asociado a la calidad de vida laboral. Otro logro del modelo ha consistido en el reconocimiento de que la calidad de vida laboral no puede ser evaluada exclusivamente por elementos subjetivos y emocionales, como la satisfacción laboral, sino que es necesaria la búsqueda de marcadores objetivos.

El planteamiento de la Responsabilidad Social Corporativa ha ido más allá de la simple mejora de los sistemas de producción internos de la empresa y se ha planteado una relación global con el marco ambiental de su enclave geográfico, con el contexto social y político de su ubicación sociodemográfica.

Finalmente, el modelo de empresas de acción social se propone objetivos que no son estrictamente lucrativos o financieros sino de mejora de las condiciones reales de una sociedad y una población con limitaciones y necesidades específicas, para lo cual es imprescindible realizar evaluaciones de riesgos psicosociales.

Tener un trabajo seguro y saludable es un derecho humano fundamental. Es también uno de los ámbitos más importantes y difíciles de la política preventiva de las empresas y las instituciones y la base vertebradora de la Justicia Social en la seguridad y salud ocupacional.

Written By
More from admin

Nohora Isabel Valbuena Amarís

Nohora Isabel Valbuena Amarís es Consultor de la Vicepresidencia de Promoción de...
Leer más