“QUIEN TIENE LA INFORMACIÓN TIENE EL PODER”

Escrito por:

Patricia Cornejo González
Gerente de PC Soluciones en epidemiología y salud ocupacional.
Especialista en Salud Ocupacional

EL RETO DE CONVERTIR LA INFORMACIÓN EN SOPORTE EFECTIVO DEL SG-SST

La Seguridad y Salud en el Trabajo no puede ser indiferente a lo que vive la empresa, y es importante que aquella frase que tanto hemos escuchado en clases, conferencias y congresos de “qué ayuda a aumentar la productividad de la empresa”, no quede en la teoría, sino que se lleve a la práctica, a la cotidianidad y hagamos que realmente el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo contribuya al crecimiento empresarial.

¿Pero, cómo el SG-SST puede aumentar la productividad de la empresa? La respuesta es, siendo él mismo productivo, es decir cumpliendo con sus objetivos (eficaz) y aprovechando al máximo los recursos de los que dispone (eficiente). Recordemos que cuando se unen la eficacia y la eficiencia, se logra la efectividad, y cuando ella genera ganancias se habla de productividad.

Surge ahora otra pregunta: ¿Cómo el SG-SST puede ser productivo, para que repercuta en beneficio de la empresa? Simplemente, manteniendo actualizada la información y analizándola a tiempo, para poder tomar decisiones adecuadas en el momento oportuno.

Bien se ha dicho que “quien tiene la información, tiene el poder”, en este caso el poder de decidir, el poder de actuar, el poder de disminuir la accidentalidad, la morbilidad y el ausentismo, entre otros. También se ha dicho con mucha sabiduría, que el primer paso para solucionar un problema, es conocerlo. Por ejemplo, si se llevan unas estadísticas juiciosas de accidentalidad, se puede caracterizar el tipo de accidente, la lesión, el agente, la parte del cuerpo afectada, el sitio de ocurrencia, la jornada, etc y de esa manera, se puede hacer la prevención eficaz de accidentes, acorde con las necesidades de esa empresa en particular.

 

En el manejo de información se contemplan dos grandes momentos: La recolección y el análisis. A continuación, se hace una breve reseña de ellos:

  1. Recolección: Dado que la información es la materia prima, debe garantizarse que tenga la mejor calidad posible para que sea válida y confiable. En este paso se incluyen principalmente los siguientes temas:
    • Instrumentos y medios de recolección de información: formularios, encuestas, entrevistas, inspecciones, mediciones y evaluaciones, entre otros. Es importante no sólo el diseño de las preguntas, sino también la forma en que se aplique para controlar los sesgos y errores (desviaciones de la realidad, sistemáticas y aleatorias, respectivamente).
    • Definición de la población y la muestra: aunque no siempre es necesario tomar muestra, en caso de hacerlo, ésta debe ser representativa para que los resultados se puedan inferir a la población. En la selección de la muestra son muy importantes tanto el tamaño de la misma, como la técnica de muestreo.
    • Definición operacional de variables: son las características que se van a recolectar, pudiendo ser cualitativas o cuantitativas. Al decidir que se va a incluir una variable dentro de la recolección de información, se debe definir en qué naturaleza y nivel de medición se manejará, de acuerdo con el tipo de análisis que se espera hacer con ella.
  1. Análisis: Cuando ya se tiene la materia prima (información) se aplica el proceso (análisis) sobre la misma. Para hacerlo se puede recurrir a una o varias de las siguientes alternativas:
  • Tablas y gráficas: permiten presentar los resultados de manera que sea sencillo su entendimiento. Siempre van acompañadas de una interpretación que destaque lo principal. El tipo de gráfica dependerá de las características de la variable que se quiera mostrar (si es cualtitativa o cuantitava; si las categorías son mutuamente excluyentes o no, etc).
  • Medidas de resumen estadístico: Se calculan sólo para las variables cuantitativas y como su nombre lo indica, resumen en pocos valores el comportamiento de muchos datos. A manera de ejemplo se mencionan el promedio, la mediana, los percentiles y la desviación estándar.
  • Indicadores: Las proporciones, razones, tasas y diferenciales ayudan a hacer seguimiento al comportamiento de los eventos, así como a las actividades de prevención y promoción que se realicen, para medir su impacto y determinar si es necesario ajustarlas.

Los invito a revisar la forma en que actualmente manejan la información de los diferentes temas que conforman el SG-SST y se den cuenta si cumple con los atributos de oportunidad, validez, confiabilidad, cobertura, simplicidad, continuidad, objetividad, confidencialidad y uniformidad, que les permitan hacer un adecuado análisis y una exitosa intervención.

Written By
More from admin

UN COMPROMISO DE OBLIGATORIO CUMPLIMIENTO

Escrito por: Gloria Morgan  Vicepresidenta de Promoción y Prevención Estándares Mínimos: una...
Leer más